EGO SEMPER APROS OCCIDO, SED ALTER UTITUR PULPAMENTO

EGO SEMPER APROS OCCIDO, SED ALTER UTITUR PULPAMENTO.

Yo mato siempre a los jabalíes, pero la carne se la queda otro.

(Flavio Vopisco, Historia Augusta, 15, 3)

Obtenido de una anécdota de Diocleciano y que se emplea actualmente para indicar a las personas que se aprovechan de las obras ajenas.

MÁS FRASES EN LATÍN SOBRE LA MALDAD:

Descubre más frases en Latín:

Deja un comentario